Elementos del delito

Hoy veremos qué es un delito y cuáles son los elementos del delito. La sociedad a lo largo de su evolución ha creado leyes y normas que preservan la ciudadanía y establecen ciertos códigos de conducta que garantizan el buen funcionamiento de la vida en comunidad.

¿Qué es un delito?

El término “delito” viene del latín “delictum” y se refiere a una trasgresión la ley o la norma. Una ley, una norma o un código de conducta resultan necesarios en la vida en comunidad, pues regulan el comportamiento de los individuos y evitan conflictos entre unos y otros.

Como el ser humano es netamente social, las leyes resultan indispensables para establecer regulaciones y permitir una vida armónica, es por ello que el delito se define como una acción punible y culpable, es decir, que puede ser atribuida a un sujeto específico o a un grupo de infractores y debe ser castigada con el tipo de pena que la sociedad haya establecido.

En el derecho hay dos formas de abordar el delito: la teoría causal del delito y la teoría finalista del delito. Ambas analizan la acción en sí, pero la primera analiza la tipología de la acción y la segunda la finalidad con la que se realizando dicha acción, distinguiendo el comportamiento del delincuente como negligente (culpa) o intencionado (dolo).

Elementos del delito

Los elementos del delito se dividen en sujeto, tipo de acción, culpabilidad, punibilidad.

El Tipo de sujeto: esta categoría se refiere al delincuente y sus intenciones. Una persona puede cometer un delito intencionalmente (sujeto activo) y ser castigado por ello, pero también puede cometer un delito indirectamente (sujeto pasivo) y esto no lo redime de recibir un castigo por ello.

  • La Acción: Se puede referir a una acción directa y también a una omisión de un sujeto que afecta algún interés jurídico o una ley específica de la sociedad en la que el sujeto está inmerso.
  • La Tipicidad: La teoría distingue diversos tipos de delito y la acción de transgresión por la que se acusa al sujeto debe estar especificada en alguno de ellos.
  • La Antijuricidad: Este es uno de los elementos del delito que refiere que toda acción punible va en contra de las normas que establecen un derecho específico para cada individuo.
  • La Imputabilidad: Esta categoría comprende a los sujetos que pueden o no ser acusados y penados por ciertos delitos especificados en la ley.
  • La Culpabilidad: Es la adjudicación del delito al sujeto por haber transgredido la norma social específica por la cual está siendo acusado.

La Pena: Es la consecuencia o la secuela que recae sobre el sujeto cuando ha cometido un delito. La naturaleza y la dimensión de la pena son directamente proporcionales al delito cometido y están especificados por la misma ley que prohíbe la conducta antijurídica.